GILBERT HERREYNS

(Bruselas, 1943)

Sense títol. 1972
80 x 80 cm.
Serigrafia sobre polietileno imantable
Adquisición del MACE. 2012

Esta obra pertenece al período geométrico (1972-1975) del autor. En el año 1972 G.H. llega a Ibiza, afincándose en la isla desde entonces. En este período utiliza colores planos en combinaciones binarias, y retículas formales de orden siempre geométrico. La pieza adquirida para las colecciones del museo es además imantable, condición ésta que permite jugar variando el dibujo, ya que el plano esta dividido en 16 placas de 19 x 19 cm. cada una. Esta movilidad consustancial permite deducir que el autor no solo se adhiere en aquella época a la abstracción gemétrica de efectos ópticos sino tambien al cinetismo. Naturalmente para que esta obra se "mueva" es necesario que lo impulse la acción manual. La idea de laberinto manipulable que subyace en ella pretende la implicación del espectador en un proceso más allá de lo puramente contemplativo, buscando una interacción complice. La utilización del binomio cromático como recurso capaz de generar movimiento visual tiene sus antecedentes en la década de los sesenta en donde aparecen ejemplos de esa dialéctica de contraste binario (ver Double Speed (1969) de Larry Poons o Campos magnéticos (1969) de Takis). En el caso de Herreyns la elección de dos tonos de azul nos permite comprobar la sutilidad de su vocabulario formal.