Marzo 04, 2021

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Inauguració monòlits

El Ayuntamiento de Eivissa presenta la placa dedicada a la sindicalista y trabajadora de Can Ventosa, Margalida Roig Colomar "Llogat" y una segunda placa dedicada a todas las Trabajadoras del albaricoque, con motivo del Día Internacional de las mujeres trabajadoras.

La concejala de Participación, Igualdad y Transparencia del Ayuntamiento de Eivissa, Carmen Boned y los familiares de la sindicalista y trabajadora de Can Ventosa, Margalida "Llogat", han presentado la placa situada en los jardines de la plaza que lleva su nombre en el barrio de Es Viver.
Se trata de un reconocimiento con motivo del 50 aniversario de su muerte y que se hace durante el día de hoy para conmemorar también el Día Internacional de las mujeres trabajadoras.

Durante el acto, la concejala de Igualdad, Carmen Boned, destacó la figura de Margalida "Llogat" y dijo que "este es el reconocimiento de la ciudad a una figura como la suya que se distinguió por su compromiso y valentía en un mundo donde la movilización social y política estaba dominada por los hombres".
"Este equipo de gobierno seguirá trabajando con firmeza por la igualdad y para conseguir una sociedad más igualitaria y justa", ha dicho la concejala de Igualdad.

La sindicalista y trabajadora de Can Ventosa, Margalida Roig Colomar "Llogat" nació en ses Salines (Sant Josep de sa Talaia), y vivió casi toda su vida en Dalt Vila, donde una placa recuerda la casa donde vivió. Fue presidenta de la agrupación de trabajadoras de Can Ventosa, y fue la primera mujer ibicenca detenida al estallido de la Guerra Civil. Estuvo 6 años encarcelada en un primer momento en Eivissa y hasta el año 1942 en la prisión de Palma sólo por sus ideas y por la defensa que hizo de las trabajadoras de la fábrica de tejidos de Can Ventosa como presidenta de la sección de trabajadoras textiles de la fábrica. Su madre murió en Palma durante una visita y fue enterrada en la fosa común del cementerio de Palma.
Margalida ya tiene una calle en la ciudad, justo al lado de donde se ha instalado el monolito, y una placa en la casa donde vivió después de aquellos años oscuros, en la esquina de la plaza de Vila en Dalt Vila, que el Ayuntamiento colocó en 2008 coincidiendo con el centenario de su nacimiento.

Los familiares de Margalida Roig Colomar "Llogat" han dado las gracias al Ayuntamiento de Eivissa por el reconocimiento hacia Margalida "Llogat" y recordó su figura como una mujer luchadora y justa.

Por otra parte, también se ha presentado la placa de la calle de las trabajadoras del albaricoque que está situado en la zona del paseo marítimo, entre la avenida 8 d'Agost y la calle de la Barra. Precisamente la Barra era una zona de la bahía de Eivissa donde las mujeres payesas, que trabajaban en la industria del albaricoque, colocaban los albaricoques a secar para después poderlos exportar. Secándolos o en confitura, duraban más en los barcos que exportaban este producto.

La concejala de Igualdad, Carmen Boned, también ha recordado los nombres de mujeres en las calles de la ciudad de Eivissa que sirven para hacer visible su aportación a la ciudad y en la historia. Así, citó las calles de la periodista Concha García Campoy; la profesora Llanos Lozano; la practicante María Marí Guasch; la escritora María Teresa León, quien se encontraba en Eivissa cuando estalló la guerra civil y dedicó a la isla un capítulo de sus memorias; la primera maestra de Eivissa, Antonia Riquer Escandell y las obreras de Can Ventosa.