Diciembre 11, 2019

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Can Botino

El Ayuntamiento de Eivissa sanciona con 8.775 euros a una empresa de venta y alquiler de vehículos por el cierre de un solar en suelo rústico donde ejercía la actividad. La empresa tiene que restablecer la realidad física alterada en un plazo de 15 días. En paralelo, se tramita un expediente de infracción urbanística.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Eivissa ha aprobado esta semana la sanción de 8.775 euros a una empresa de venta y alquiler de vehículos que había realizado un cierre ilegal en un solar calificado como suelo rústico en la zona del segundo cinturón de ronda. Esta empresa no sólo había hecho este cierre, sino que también había instalado una caseta prefabricada además de vallas publicitarias de la empresa.

Después de varias inspecciones, la concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Eivissa inició un expediente sancionador que finalmente ha desembocado en esta propuesta de sanción y el orden a la empresa infractora de restablecer la realidad física alterada con la demolición total del cierre de la parcela. Esta desinstalación deberá ser ejecutada dentro del plazo de 15 días.
En caso de incumplimiento de las órdenes de reposición a su estado original de los terrenos, el Ayuntamiento advierte al infractor que se pueden interponer hasta 12 multas coercitivas, con una periodicidad mínima de un mes, y por una cuantía, en cada ocasión, de como mínimo 600 euros. En el caso de que la empresa no lleve a cabo la demolición de la valla perimetral, el Ayuntamiento lo podrá ejecutar de forma subsidiaria a costa de la empresa, ejecución que se produciría una vez transcurrido el plazo derivado de la duodécima multa coercitiva.
En paralelo, el Ayuntamiento de Eivissa ha abierto un expediente sancionador por infracción urbanística para ejercer la actividad de venta y alquiler de coches en un solar calificado como suelo rústico. Este expediente sigue actualmente su curso y podría derivar en otra sanción aún por determinar.