Diciembre 12, 2019

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Confraria de Pescadors

El Ayuntamiento de Eivissa concede la Medalla de Oro de la Ciutat d’Eivissa 2018 a la doctora Cristina Molina y la Cofradía de Pescadores de Eivissa. El trabajo ejemplar en favor de la salud de las mujeres de la doctora Molina y la defensa del sector pesquero tradicional han sido los elementos decisivos para la concesión de estos galardones.

El Ayuntamiento de Eivissa concederá la Medalla de Oro de la ciudad, en su edición de 2018, a la doctora y ginecóloga Cristina Molina y a la Cofradía de Pescadores de Eivissa, después de haber confirmado la existencia de méritos suficientes para hacerlos merecedores de estos galardones, que se otorgarán en el acto institucional que tendrá lugar el día 5 de agosto, en el marco de las Fiestas de la Tierra.

En el caso de la doctora Cristina Molina, la Medalla de Oro reconoce su incansable labor médica y divulgativa en favor de la salud reproductiva y sexual de varias generaciones de mujeres en la isla de Eivissa. Esta distinción destaca su trabajo como impulsora y dinamizadora del Departamento de Planificación Familiar desde sus inicios, pero también su labor divulgativa y su gran calidad humana.

A través del programa de atención ginecológica, desarrollado durante décadas en el centro de salud de es Viver, la doctora Molina ha velado por la salud y la libertad sexual de las mujeres de la ciudad y el resto de la isla, realizando una gran tarea que ha ido más allá de sus obligaciones profesionales.
La consolidación del departamento de Planificación Familiar que puso en marcha no sólo ha cumplido con el objetivo de garantizar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva de las mujeres sino que además, ha ayudado a la normalización y eliminación de los perjuicios relacionados con estos temas, dando libertad a las mujeres en la gestión de su propio cuerpo. Molina ha participado en numerosas conferencias, talleres, mesas redondas y en cuantas acciones de formación se le han propuesto, muy especialmente en todas las relacionadas con la juventud, por lo que se ha convertido en una fuente de referencia para diferentes generaciones de mujeres de nuestra isla.

Por todos estos motivos, el Ayuntamiento de Eivissa, en reconocimiento a su carrera profesional, la faceta divulgadora y la influencia de su trabajo, concede la Medalla de Oro de la Ciutat d’Eivissa a la doctora Cristina Molina.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Eivissa concederá este año otra Medalla de Oro a la Cofradía de Pescadores de Eivissa por su larga trayectoria de defensa de los intereses del sector pesquero y la conservación de unos valores culturales y etnográficos íntimamente relacionados con la historia de la isla.

El expediente de méritos concluye que la Cofradía de Pescadores de Eivissa ha trabajado por el mantenimiento y el fomento de la pesca artesanal de artes menores en las aguas de las Pitiusas, un tipo de pesca selectiva y respetuosa con el fondo marino. Pero además, su filosofía de vida y de trabajo ha posibilitado la creación de la Reserva Marina de interés pesquero de Tagomago, pionera a nivel de Baleares, haciendo patente su compromiso con la conservación de los recursos pesqueros; la lucha por la defensa del producto autóctono, con la puesta en marcha del etiquetado 'Peix Nostrum', que revaloriza su producto, de cadena de comercialización corta, y de diferenciación con respecto al producto que viene de fuera de la isla; y la defensa de los intereses de los pescadores frente a los cambios normativos que se producen, trabajando para que las particularidades de la flota que opera en Eivissa estén contempladas, así como el trabajo realizado en la defensa de los puestos de pesca tradicionales frente a la masificación del litoral ibicenco.

Su participación en los últimos años en la promoción de las diferentes ferias para promocionar el gerret, la langosta, el calamar o la sepia se han convertido en encuentros populares de gran éxito, así como el más reciente Concurso marinero Peix Nostrum que tiene lugar el Puerto de Eivissa en los últimos tres años, con lo que ello conlleva de divulgación del producto de proximidad y la revalorización de la pesca tradicional.

La actual Cofradía de Pescadores de Eivissa fue constituida el 18 de junio de 1922 con la intención de regular la actividad pesquera y la venta de pescado en las Pitiusas. Este sector ha tenido unas particularidades curiosas respecto al resto de oficios tradicionales, siendo históricamente un oficio que implicaba un aprendizaje familiar generacional. Actualmente está conformada por 55 socios, con 4 barcas de arrastre, y el Ayuntamiento de Eivissa considera que su trabajo e implicación deben ser merecedoras del máximo galardón que otorga la Ciutat d’Eivissa.