Septiembre 30, 2020

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

TaxiEl Ayuntamiento de Eivissa traslada la parada de taxis de la calle Galicia y la divide entre dos ubicaciones diferentes. También se establece que sólo los taxistas del municipio podrán atender clientes a través del servicio de GPS.

Esta mañana se ha efectuado una reunión entre el teniente de alcalde y concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Eivissa, Aitor Morrás, acompañado de técnicos de su departamento, con representantes de las diversas asociaciones de taxis del municipio. En la reunión se han tratado tres temas: la ubicación de la parada de taxis de la calle Galicia, el uso del operador del GPS y el cumplimiento del reglamento municipal que regula su funcionamiento, y los turnos de trabajo de los trabajadores del sector.

"La prioridad del departamento de Movilidad es que el servicio de transporte público del taxi en nuestro municipio sea de calidad y seguro para todos los usuarios", ha señalado Morrás, "y nuestra idea es trabajar en esta dirección, intentando siempre llegar a un consenso máximo con el sector del taxi".

En la reunión de hoy, por parte del sector del taxi han participado representantes de la Asociación de Taxistas Profesionales de Vila, Asociación de Taxistas Autónomos de la ciudad de Eivissa, Unión Pitiusa de Autónomos del Taxi, Asociación de Taxistas Autónomos Ebusus, Asociación de Asalariados del Taxi Ibiza, Asociación de Conductores del sector Taxi del municipio de Ibiza, Eurotaxis de Ibiza y Formentera, la Asociación de Taxis el Arca de Ibiza y Élite Corsarios.

Modificación de la parada de la calle Galicia

En la reunión de esta mañana se ha tratado la modificación de la parada de la calle Galicia, que acumula muchísimas quejas por parte de los vecinos de la zona debido a los ruidos producidos. Para compatibilizar el derecho al descanso de los vecinos con los requerimientos de las asociaciones de taxistas, que piden que la parada se mantenga cercana a la zona turística de ses Figueretes, se ha desestimado una primera opción que situaba la parada en la avenida de Sant Jordi y, finalmente, se ha optado por dividir la parada entre dos puntos: uno de ellos se situará en la calle Ramón Muntaner -entre la calle Galicia y la avenida España- y el otro estará en la calle del País Vasco -entre las calles Galicia y Navarra-.

"Al dividir la parada en dos partes, se disminuye también la acumulación de vehículos y clientes en un punto concreto", explicó Morrás, quien ha señalado también que en la calle Galicia, al ser más estrecha, se producía un efecto eco que multiplicaba las molestias sonoras, lo que no sucederá en las nuevas ubicaciones: "el objetivo ha sido siempre poner en primer lugar el derecho al descanso, a la vez ser lo suficientemente flexibles para escuchar y atender las peticiones del sector del taxi".

Uso del operador de GPS y turnos de trabajo

Otro punto que se ha tratado es el uso por parte de los taxistas del operador de GPS autorizado en el municipio de Eivissa. En este punto, se ha acordado hacer cumplir el reglamento que rige su uso en la ciudad de Eivissa y que establece que sólo los taxistas de la ciudad del municipio podrán recibir servicios de este GPS. Por tanto, no se permitirá que se puedan pasar servicios del GPS de la ciudad de Eivissa a taxis de otros municipios.

"El orden de carga y descarga a través de servicio de GPS no está regulado en el ámbito insular y, por tanto, aplicamos el reglamento municipal para regular su uso", explicó Morrás, quien instó tanto al Consell Insular como a los taxistas a llegar a un acuerdo sobre el uso del GPS: "Pedimos al Consell Insular que regule el uso del GPS y al sector del taxi que se ponga de acuerdo y facilite también la labor del Consell. Consideramos que, en este tema, lo más deseable sería una normativa de carácter insular que, hoy en día, no existe".

Finalmente, Morrás ha comunicado a las asociaciones del taxi la decisión del Ayuntamiento de hacer valer la capacidad municipal de establecer turnos en el servicio del taxi para evitar horarios excesivos. "Una prioridad es que el servicio sea seguro, y eso no se puede cumplir si un taxista conduce muchas horas seguidas o no puede descansar las horas convenientes. Es un tema muy delicado, porque se transporta a personas y hay que velar por la seguridad de todos", ha señalado Morrás.

En este punto, se ha decidido celebrar una nueva reunión la próxima semana para continuar tratando el tema y poder llegar a un punto de acuerdo. "La voluntad es que las jornadas sean razonables y que se cumplan los tiempos legalmente establecidos de descanso que tiene cualquier trabajador", ha resumido el concejal de Movilidad.

Enlace a:
· Corte de voz del teniente de alcalde y concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Eivissa, Aitor Morrás