Junio 02, 2020

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Flota taxiEl Ayuntamiento de Eivissa, dada la petición del sector del taxi, y en cumplimiento del Estado de Alarma, reduce un 20% la flota municipal de taxis y modifica el régimen de libranza durante el mes de abril.

El Ayuntamiento de Eivissa, dada la disminución de la demanda experimentada por el servicio municipal del taxi, así como las exigencias de disponibilidad de servicio debido a la crisis sanitaria, ha aprobado un decreto mediante el cual se modifica extraordinariamente el régimen de libranza de los taxis durante el mes de abril y hasta que se mantenga la declaración del estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por Covid-19.

También se establece para la flota municipal del taxi una reducción en un 20% el número de taxis que quedan disponibles en la ciudad.
En cuanto a la modificación de los turnos, se ha establecido que haya cinco turnos de libranza, que serían todos los días excepto cuando la última cifra del número de licencia coincida con la última cifra del día del mes, repitiendo después del quinto día, y establece también el grupo del día anterior en expectativa de servicio (guardias) según los requerimientos de actividad que se puedan adoptar durante las jornadas mensuales.

Para el concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Eivissa, Aitor Morrás, 'con este decreto, hemos atendido las peticiones del sector del taxi a la vez que damos cumplimiento al mantenimiento de un servicio del taxi correcto. Es importante para nosotros, en primer lugar, garantizar la salud de los trabajadores y trabajadoras del sector y, en segundo lugar, mantener un servicio óptimo mientras dure este estado de Alarma'.

Desde la concejalía de Movilidad, se recuerda que el taxi es un servicio público y que en el decreto también se mantienen los criterios de seguridad qu marcan las instituciones sanitarias. Así, en el municipio de Eivissa, los servicios se realizarán de manera individual, a excepción de los supuestos justificados en que los usuarios requieran acompañamiento de otras personas, como son menores de edad, personas enfermas o personas con movilidad reducida.