Octubre 23, 2020

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Can BotinoEste martes, los ayuntamientos de Eivissa, Palma y Mahón se han coordinado en una acción para hacer un frente común y exigir al Gobierno del Estado que derogue la "Ley Montoro" y flexibilice la regla de gasto, para permitir que los consistorios saneados puedan utilizar sus partidas del remanente y superávit de 2019, ante la actual situación de emergencia.

En este sentido, cabe recordar que, en estos momentos de máxima dificultad, los ayuntamientos están incrementando su partida de gasto para paliar los efectos de la COVID-19, con la premisa de poder dar la mejor respuesta posible a las necesidades de todos los ciudadanos de estas ciudades.

Por este motivo, y ante la falta de avances en este sentido, los tres Ayuntamientos instan al Gobierno central y al presidente del Ejecutivo a devolver, de forma inmediata, la autonomía de gestión a los consistorios que tengan sus cuentas saneadas, para poder encarar la actual situación de excepcionalidad, con máxima capacidad de respuesta.

En el caso del Ayuntamiento de Eivissa el superávit del 2019 fue de unos 12 millones de euros mientras el remanente del Ayuntamiento es de más de 20 millones de euros

El alcalde de la ciudad de Eivissa, Rafa Ruiz, recordó también que "estamos viviendo un momento de máxima dificultad". "Somos un Ayuntamiento saneado y, ahora más que nunca, no tiene ningún sentido mantener la regla de gasto". En esta misma línea, Rafa Ruiz ha argumentado que el consistorio que lidera dispone de "muchos ahorros que provienen de los impuestos que ha pagado nuestra ciudadanía y que no se pueden utilizar". Ruiz ha afirmado que "fui exigente con el presidente Rajoy y lo seré por igual con el presidente Sánchez. Desde el PSOE se fue muy crítico desde la oposición con la ley y ahora no tiene sentido el inmovilismo que ha adoptado la Ministra Montero. Pedimos al presidente Sánchez que actúe".

El alcalde de Palma, José Hila ha explicado que "se intolerable no recibir respuesta para utilizar los remanentes, requiere una respuesta inmediata y que sea más. Este dinero ahorrado durante años nos han de ayudar en un momento como el actual".

Por su parte, el alcalde de Maó, Héctor Pons ha argumentado que "pasan los días y vemos que no se producen avances en este sentido". Por otra parte, Héctor Pons ha recordado que "cada vez estamos soportando más gastos para paliar las efectos de la COVID, estamos asumiendo la limpieza y la desinfección de los espacios públicos y también estamos dando respuesta al aumento de la atención social".