Noviembre 24, 2020

ajuntamentdaltvila

PosidòniaEl mar actúa como elemento privilegiado de unión entre los bienes naturales y culturales. La posidonia y las formaciones que origina son y han sido pilar básico en la creación de recursos importantes para la economía de las islas: la pesca, la sal y, en la actualidad, para la industria turística, por la íntima interrelación en la formación de playas y la pureza de las aguas. El mar es, por tanto, una fuente de riqueza y un elemento consustancial de la particular identidad de las Pitiusas. La mayor superficie de fondos marinos que comprende la Reserva Natural de las Salinas corresponde a una extensa plataforma submarina de sustrato arenoso que se caracteriza por su moderada profundidad y la transparencia de sus aguas, que constituyen el ambiente idóneo para la posidonia oceánica , las praderas de la que conforman el paisaje dominante de un ecosistema marino escasamente alterado.

Las praderas de posidonia son consideradas hábitat de protección prioritaria por la directiva Hábitat de la UE. Están estrictamente protegidas por la Orden de 21 de septiembre de 1993 del Gobierno Balear para la Regulación de la Pesca, el marisqueo y la acuicultura sobre fanerógamas marinas en aguas del Archipiélago balear. La Ley de Costas de 1988 y la propia Ley de la Reserva Natural de las Salinas de 1995, constituyen el marco jurídico que protegen los bienes naturales. El área es, además, Zona de Especial Protección de las Aves (ZEPA), está incluida en la Red Natura 2000 de la CEE y está inscrita en el Convenio Ramsar sobre la Lista de Humedales de Importancia Internacional.