La crisis sanitaria provocada por la COVID-19 está afectando a la economía en todos los niveles. No obstante, son muchas las empresas que saldrán reforzadas tras esta crisis, ya sea por el cambio de los hábitos de los consumidores o por la caída de su competencia. Pero, ¿cuáles son los modelos de negocio que sobrevivirán a esta crisis? A continuación, repasamos algunos ejemplos en los que inspirarte. ¿Quién dijo que una crisis no es una buena situación para emprender? 

  • Alquileres: Cuando una sociedad se enfrenta a una situación de crisis, la capacidad de consumo de los ciudadanos cae. Esta situación provoca que muchas personas no puedan permitirse la compra de objetos necesarios para su vida cotidiana o su trabajo, como un coche o determinadas máquinas o dispositivos electrónicos bajo un modelo de pago por uso o por tiempo fijo. Esta fórmula tiene, además, ventajas fiscales para los autónomos y empresas, con lo que es perfecta para cuadrar balances y evitar caer en bancarrota.

 

  • Segunda mano: la misma razón que hemos comentado en el punto anterior nos lleva a afirmar que las tiendas de segunda mano son una buena oportunidad de negocio en tiempos de crisis. Además de no necesitar una gran inversión, este modelo de negocio ayuda tanto a aquellas personas que necesitan liquidez (deshaciéndose de objetos que no precisan), como a aquellas que buscan adquirir bienes a un precio económico.

 

  • Formación online: el e-learning no es ninguna novedad, pero no hay duda que, tras la crisis del Coronavirus, la formación en línea se presenta como un sector al alza. La situación ha evidenciado las enormes oportunidades que ofrece la virtualidad a la hora de impartir cualquier tipo de formación y no sólo a centros educativos, sino a las empresas en general.

 

  • Logística: la pandemia del coronavirus ha llegado en forma de ese empujón que aún necesitaba el comercio online para generar total confianza y aceptación entre los usuarios. Según la consultora Nielsen, las compras online aumentaron casi el 75% durante el confinamiento, y lo que es más relevante: el 11,5% de esos consumidores no eran compradores digitales antes del coronavirus. Esto ha supuesto un incremento de la necesidad de un abastecimiento más distribuido, coordinado y rastreable, sin renunciar a las ventajas de las economías de escala.

 

  • Comida para llevar: ha sido otro de los grandes  bombazos de la pandemia. Y aunque algunos restaurantes ya disponían de un servicio de delivery, otros se han atrevido por primera vez durante el confinamiento. Lo cierto es que las fórmulas de comida a domicilio se han multiplicado en los últimos meses, beneficiando no solo a los restaurantes, sino a las compañías de reparto o, también, a las que fabrican envases de “take away” (entre otras).

 

  • Digitalización de empresas: la digitalización ha sido el talón de Aquiles de muchas PyMes y la crisis del Covid lo ha puesto en evidencia. Desde algo tan aparentemente básico como elaborar una página web que venda, hasta aplicar la tecnología más puntera para cada sector. Todos los procesos de una empresa pueden ser digitalizados para aumentar la eficiencia. De esta necesidad en concreto surgen nuevas líneas de negocio (servicios integrales de digitalización, negocios especializados en una etapa concreta…).


Estas son solo algunas ideas de alternativas de emprendimiento para la llamada “era postcovid”. Si te estás planteando emprender y aún no tienes clara la idea en la que enfocarte, te resultará útil analizar con calma los puntos mencionados para tratar de averiguar cómo evolucionará el comportamiento de los consumidores y qué necesidades podrán tener en el futuro. Responder a estas dos cuestiones te ayudará a dar con una buena idea de negocio. ¡No olvides ayudarte de un plan de empresa y un buen análisis DAFO que evalúe todas las herramientas necesarias para llevarla a cabo!

Aquesta informació és útil i correcta?