¿Preparado para vivir de tus ideas? Si estás a punto de dar el paso y convertirte en emprendedor o emprendedora, continúa leyendo: desmontamos algunos falsos mitos sobre el camino de emprender. ¡No olvides que tener los pies en el suelo te ayudará a conseguir tus objetivos!


  1. Olvídate del éxito de la noche a la mañana

Vivimos en “la era de la inmediatez”. Todo lo que deseamos está a solo unos clics y, pese a lo que parece, la mayoría de las personas han estado trabajando en sus metas más tiempo del que parece. Si quieres tener éxito tienes que abandonar la idea de convertirte en millonario mañana. No te concentres en el tiempo, concéntrate en la meta. 


  1. Apunta a ganar, pero prepárate para fallar

En los negocios, se sufren pérdidas con más frecuencia de lo que crees. Lo más importante es cómo reaccionamos ante ellas. Cuando se trata de alcanzar metas, te encontrarás con muchos problemas inesperados. El fracaso y el éxito siempre irán de la mano. El fracaso estará presente desde el momento en que traces tu plan de empresa, hasta que hayas logrado el objetivo principal. No se trata de prevenir  fallos, sino de aprender a fallar menos.


  1. Ten claro tu “porqué”

Hoy en día, parece que la gente quiere convertirse en emprendedora simplemente porque está de moda. Muchas de estas personas no tienen ninguna pasión real o intención a largo plazo detrás de cualquier “negocio” que planeen iniciar. Los verdaderos empresarios aspiran a influir y ayudar a los demás y, a mayor escala, a cambiar el mundo. ¿Por qué quieres convertirte en emprendedor? ¿Tienes una solución para un problema al que se enfrentan las personas? ¿Estás dispuesto a hacer lo que sea sin importar cuánto tiempo te lleve? 


  1. Necesitarás ayuda

No importa si piensas que eres un superhéroe, al final deberás aceptar que no puedes hacer todo tú sol@. Todos necesitamos ayuda tarde o temprano. Rodéate de personas que puedan ayudarte a alcanzar tus metas. No importa lo inteligente que seas, sigues siendo un ser humano y estás obligado a cometer errores. La clave para un equipo exitoso es tener personas que alivien tus debilidades y te ayuden a magnificar tus fortalezas. Cuanto más talento tengas en tu equipo, más sencillo será el proceso.


  1. Cultiva tu red

Los contactos son uno de los mayores activos que te ayudarán a tener éxito. Alguien que conozcas o un amigo de un amigo puede ayudarte con tu proyecto. ¿Necesitas un diseñador gráfico? Pregunta por ahí. ¿Buscas un lugar para organizar un evento? Alguien que conoces puede tener contactos. Asistir a eventos de networking, intercambiar habilidades, hacer un par de favores… Lo más importante es dar tanto como recibes.


  1. Acaba con tu ego

El ego es el mayor enemigo del éxito. A medida que empieces a tener éxito, es importante que bajes al suelo y asumas que aún hay mucho trabajo por hacer. El ego también nubla el juicio y arruina las posibilidades de progresar profesional y personalmente. No importa lo genial que creas que eres, hay alguien que es más inteligente, más rápida y tiene más talento que tú. Es genial tener una buena opinión de ti mismo, pero no te pases.


  1. Ten conciencia de ti mismo

Una de las claves del éxito es saber quién eres: no solo como persona, sino como emprendedor. ¿Cómo respondes a la negatividad? ¿Cuál es tu reacción ante la competencia? ¿Cómo trabajas bajo presión?  Encontrar la respuesta a estas y otras preguntas te ayudará a despertar una parte de ti mismo que nunca conociste.


  1. No dejes de aprender

No importa cuánto ganes al mes: siempre debes continuar formándote. El mejor guerrero de la tierra es el que mantiene su espada afilada. A medida que el mundo cambia, es importante adaptarnos y aprender nuevas formas de mejorar tus habilidades. La ignorancia comienza cuando uno deja de aprender y es importante que nunca nos detengamos en nuestro camino. Mucha gente ve la educación formal como la única forma de aprendizaje y eso no es cierto. Cursos online, libros, webinarios... Hoy, más que nunca, las opciones para continuar aprendiendo son infinitas.


  1. Ten claro lo que vales

No tengas miedo de imponer un precio que consideres razonable a tus servicios. Su precio debe basarse en el valor que puedes aportar. Si te mantienes firme, la gente entenderá que eres alguien que realmente cree en lo que ofrece. No está mal hacer algo gratis, pero, si lo haces, debe haber una estrategia detrás. 


  1. Crea un legado

No tienes que esperar a llegar a la cima para hacerlo. Empieza ahora animando a los que te rodean. Tu legado no está ligado a tus ganancias, sino a las vidas que impactaste. Ganar premios es genial, pero el premio real son las personas que te citarán el día de mañana como una influencia y una inspiración para convertirse en lo que aspiran a ser. La gente recordará tu carácter y tus contribuciones antes que las estadísticas de tu carrera. Mucho después de que te hayas ido, tu impacto vivirá y creará un efecto dominó de influencia de generación en generación.

Aquesta informació és útil i correcta?