Lo sabemos: emprender puede llegar a ser realmente agotador. Y por muy creativos que seamos, a veces podemos sentir que la inspiración escasea. Por suerte, existen algunas técnicas para entrenar tu creatividad emprendedora. ¡Toma nota!

1. Creatividad es sinónimo de innovación

Atrévete a incorporar todo tipo de novedades a tu emprendimiento: actualízate y fórmate constantemente. Puedes hacerlo sin necesidad de una gran inversión a través de cursos y webinarios online, como los que encontrarás en el Campus de Districte 07800. 

2. Alimenta tu creatividad a diario

Exponer nuestro cerebro a un constante flujo de ideas y nuevos conocimientos despierta la mente. De forma casi inconsciente, esa capacidad creativa irá aumentando con el tiempo. 

3. Pensar más allá de lo evidente

Practica un estilo de pensamiento que vaya siempre un paso más allá. Intenta buscar más de una posible solución a cada problema y, sin duda, conseguirás ampliar tu creatividad emprendedora. 

4. Anota todas tus ideas justo cuando surgen

En la ducha, cuando vamos en el transporte público o caminando por la calle: las ideas llegan sin avisar y, si no las anotamos inmediatamente, lo más probable es que se marchen de la misma manera. Lleva contigo siempre una pequeña libreta donde anotar cada una de tus ideas (o, si lo prefieres, hazlo en tu Smartphone). 

5. No tengas miedo al cambio

Una de las características que definen a las personas más creativas es la actitud con respecto a los cambios. Afrontarlos con valentía y saber adaptarte a ellos te hará incorporar nuevas formas de pensar en tu vida. 

6. Sé flexible

Aplica esta máxima a todas las esferas de tu vida. Flexibilidad horaria: trabaja cuando más concentrado estés; flexibilidad geográfica: atrévete a trasladarte a aquellos lugares que favorezcan tu actividad empresarial… Existen muchas formas de ser flexibles en nuestro día a día como emprendedores, y la mayoría de ellas favorecerán nuestra creatividad. 

7. Permanece atento al entorno que te rodea

Es difícil llegar a ser una persona creativa si vivimos aislados de nuestro entorno. Estar al día de las novedades de nuestro sector o seguir de cerca la actividad de nuestra competencia nos ayudarán a identificar oportunidades y generar nuevas ideas. No se trata de copiar, ¡sino de inspirarnos!