¿Pensando en emprender tu propio negocio? Si llevas tiempo con una idea rondando por tu cabeza y estás preparado para llevarla a cabo, quizás deberías detenerte a preguntarte las siguientes cuestiones que todo autónomo debería hacerse antes de comenzar.

¿Soy viable como empresario?

Quizás la primera pregunta que debes hacerte al empezar como autónomo no es si tu idea es viable como negocio, sino si tú eres viable para esa idea. El perfil del emprendedor (y de su equipo, si lo tuviera) es uno de los factores que más influye en el éxito de un proyecto. Autoexamínate con honestidad, sabiendo que esto repercutirá completamente en el rumbo de tu emprendimiento. Pregúntate si tienes las capacidades necesarias para llevar a cabo tu proyecto, si quieres desarrollar tu carrera profesional como empresario…

¿De qué trata mi idea de negocio?

Para emprender es fundamental tener bien clara tu idea de negocio. Describe con exactitud el producto o servicio que vas a ofrecer. Analiza para qué y para quién está dirigido.

¿Tengo experiencia en el sector?

No es imprescindible tenerla, pero, por supuesto, ayuda. La mayoría de ideas surgen en el entorno del empresario. Por eso, la mejor manera de aportar valor al mercado es emprendiendo en un sector que domines bien

Análisis DAFO: ¿cuáles son mis debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades?

Las iniciales de estas cuatro palabras forman el acrónimo DAFO, un recurso imprescindible para analizar la viabilidad de una idea de negocio. Consiste en evaluar los puntos fuertes y débiles de la empresa para ver qué estrategia es la más adecuada para poner en marcha el negocio. Este análisis nos permitirá averiguar si hay hueco en el mercado para nuestra idea, y si lo hubiera, qué recursos necesitaremos para llevarla a cabo

¿Qué es lo que hace única mi idea de negocio?

Hazte esta pregunta y esfuérzate por encontrar aquellos valores que diferencian tu emprendimiento de cualquier otra propuesta de la competencia. Después, céntrate en ellos y asegúrate de comunicarlos bien

 ¿Dónde me gustaría que esté mi negocio en 10 años?

A veces estamos tan ocupados en lo urgente, que se nos olvida dónde queremos ir. Es necesario vigilar que los desafíos diarios, semanales, mensuales y anuales no nos estén alejando de nuestra gran meta, aquella que nos propusimos al comenzar la aventura del emprendimiento. Trata de que, cada paso que des hoy, te acerque un poco más a alcanzarla, y sabrás que vas en el camino adecuado.

Aquesta informació és útil i correcta?