Octubre 23, 2019

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Accident

La Policía Local de Eivissa interviene en tres accidentes donde los conductores dieron positivo en alcohol y realiza varios controles de tráfico el pasado fin de semana.

La Policía Local de Eivissa tuvo que intervenir en tres accidentes de tráfico durante el pasado fin de semana en el que los conductores de los vehículos implicados dieron positivo en la prueba de detección del consumo de alcohol. Además, durante los controles de alcohol y drogas realizados por el servicio nocturno durante el pasado fin de semana se ha denunciado a otros cinco conductores con alcoholemia positiva y otros 5 más por dar positivo en drogas.

Dos de los accidentes registrados este fin de semana se produjeron en el mismo punto, ambos en la madrugada del sábado, en la avenida de la Paz, a la altura de la rotonda de ses Figueretes.

El primero ocurrió cerca de las dos de la madrugada, cuando un SEAT Córdoba se salió de la calzada por la izquierda, se subió sobre la manzana, donde arrancó un panel direccional antes de colisionar frontalmente contra una de las palmeras, al parecer debido a la gran velocidad con que circulaba el vehículo.

Al apreciar que el conductor del vehículo presentaba síntomas evidentes de estar bajo la influencia del alcohol, los agentes lo sometieron a la prueba de alcoholemia, en las que dio 0,70 y 0,63 mg/l, por lo que se le imputó por un delito contra la seguridad en el tráfico. El hombre, de 30 años, fue trasladado al Hospital Can Misses porque se quejaba de dolores en la zona cervical y el pecho.

El segundo de los accidentes en este punto se produjo sobre las 5 horas de la madrugada del sábado. Después de arrancar otro de los paneles direccionales e impactar contra la palmera que se encuentra situada en el centro de la manzana, el coche implicado terminó en la calzada del sentido contrario por la violencia del impacto. El conductor, que se encontraba inconsciente al llegar los agentes, parece que sufrió lesiones de gravedad al recibir un fuerte golpe en el pecho, por lo que fue trasladado al Hospital Can Misses. Los agentes que intervinieron apreciaron que el conductor, de 42 años, desprendía un fuerte olor a alcohol, hecho por el que solicitaron un mandato judicial para analizar su sangre y abrieron diligencias por un supuesto delito contra la seguridad en el tráfico.

La Policía Local también intervino en otro accidente en torno a las 3 horas de la madrugada del viernes en el paseo de Juan Carlos I. La conductora de un todoterreno estacionado en batería en esta avenida salió atrás con el acelerador pisado tan fuerte que el Jeep Wrangler cruzó la calzada muy rápido y se subió a la acera del margen izquierdo chocando contra el muro que delimita el parking de un inmueble. Los agentes apreciaron que la conductora, de 33 años, presentaba claros síntomas de estar bajo la influencia del alcohol y la sometieron a la prueba reglamentaria, en la que dio unos resultados positivos de 0,73 y 0,66 mg/l, por lo que fue imputada por un delito contra la seguridad en el tráfico.

Además, durante el fin de semana, en el que se han producido muchas cenas de empresa por la proximidad con las fiestas de Navidad, la Policía Local ha hecho varios controles de alcohol y drogas durante el servicio nocturno, con un total de 5 conductores denunciados por dar positivo en consumo de alcohol y otros 5 por drogas. Entre estos está el caso de un conductor de 30 años al que se le detectó la presencia de hasta cuatro sustancias (cocaína, anfetaminas, metanfetaminas y marihuana), por lo que podría ser multado con hasta 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos del carné.