Marzo 05, 2021

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Inspeccions Policia LocalLa Policía Local de Eivissa ha interpuesto un total de 26 denuncias a 14 establecimientos ubicados en diferentes zonas de ocio nocturno de la ciudad por el incumplimiento de las medidas de seguridad relacionadas con la protección de las personas ante la COVID-19. Además, han interpuesto dos denuncias por incumplimiento de las ordenanzas municipales.

La Unidad Nocturna de la Policía Local de Eivissa ha inspeccionado durante el fin de semana un total de 14 establecimientos de ocio nocturno de diferentes zonas de la ciudad de Eivissa, controlando las restricciones aprobadas por el Consejo de Gobierno de 19 de junio para hacer frente a la crisis sanitaria de la COVID-19. Las inspecciones de los establecimientos durante la noche del sábado se han realizado junto con los técnicos de emergencias del Gobierno Balear y los inspectores de sanidad del Consell Insular.

En total se han levantado 26 actas por infracciones relacionadas con el incumplimiento de las medidas de seguridad, por no llevar las mascarillas por parte del personal que trabajaba en estos establecimientos, no disponer de dispensadores de hidrogel y superar el aforo permitido.

Intervención en una fiesta privada
La Policía Local de Eivissa también ha intervenido en una fiesta privada que se estaba celebrando en un establecimiento de ocio nocturno, organizada por una promotora, en la que participaban unas 85 personas aproximadamente.
Los agentes pudieron comprobar que en la fiesta no se estaban respetando las medidas de distanciamiento social, los clientes se encontraban bailando y consumiendo en la barra del establecimiento superando el aforo permitido.
Del total de las denuncias del fin de semana, a esta fiesta en concreto la Policía Local interpuso 5 denuncias por exceso de aforo, por servir en la barra pasadas las 22 horas, por no llevar mascarilla por parte de los trabajadores y por organizar la fiesta sin garantizar que se cumplen las medidas de distanciamiento social.
Al local de la fiesta también se interpusieron dos denuncias por infracción de las ordenanzas municipales, por tener la música en funcionamiento sin tener la licencia correspondiente, por lo que se precintó como medida cautelar.

Hay que decir que el 10 de julio entró en vigor el Decreto Ley 11/2929, aprobado por el Gobierno balear, donde se establece el régimen sancionador específico por los incumplimientos de las disposiciones dictadas para paliar los efectos de la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

En este Decreto Ley se establecen sanciones que pueden ser desde los 100 euros hasta los 600 mil euros en el caso de las infracciones más graves, determinándose de que las competencias para iniciar procedimiento sancionador y acordar su resolución es la Conselleria de Administraciones Públicas y Modernización del Gobierno Balear.